(4-jul-2017) A principio de 1989 el obispo Antonio Rossi propne al clero la realización añol del Encuentro del Pueblo de Dios.

El propóstico: el encuentro de todas las comunidades de la arquidiócesis, en lugares distantes de la ciudad de Corrientes.

El Encuentro del Pueblo de Dios, según el obispo Rossi, debía aprovecharse para: compartir en Iglesia, reflexionar, celebrar y festejar nuestra fe.

El primer Encuentro se celebró ese mismo año (en 1989) en Concepción, cuando el P. Rodolfo Espíndola era párroco allí. En aquellos días América se preparaba para celebrar los 500 años de la evangelización en estas tierras.

¡Demos gracias al Señor por la iniciativa, cuya celebración contribuye al sentido de pertenencia de la vida y de la comunidad diocesanas! ¡Y pidamos la gracia de que sepamos aprovechar estos encuentros para celebrar nuestra vocación y misión de ser Pueblo de Dios!

Al pie de la Cruz de los Milagros con María de Itatí